lunes, 28 de marzo de 2016

La violencia no tiene genero ni profesión

 Basta de ataques a la prensa fueguina
Estimados vecinos:
La provincia se encuentra en una realidad que no es ajena a nadie, un conflicto entre los gremios y el Gobierno. A lo largo de más 20 días fuimos y somos los medios y los trabajadores de prensa una pieza fundamental del reclamo. A través de los medios, ustedes pudieron ver y escuchar, apoyar o rechazar ya sea la lucha de un sector de trabajadores o la postura del Ejecutivo.  Cumplimos y seguiremos ofreciendo cobertura desde cualquier ámbito.
Fuimos, cuando se nos llamó a una conferencia de prensa. Fuimos a cubrir las asambleas, las movilizaciones. Fuimos a buscar las voces de funcionarios. Fuimos a fotografiar cada etapa de del conflicto.
Cumplimos con nuestro trabajo de comunicar sin horario estipulado. Pero a veces nuestro trabajo es vapuleado, atropellado o censurado. Se nos acusa de “estar de un lado o del otro”, al dar nuestro punto de vista. Parece que cometemos el error de opinar ya sea en un programa de radio o una editorial.
Hemos presenciado casos de abuso gremial hacia compañeros, nos han tratado espías o informantes del Gobierno. Pero queremos sostener que atrás de cada micrófono, grabador, cámara u otro elemento de trabajo, hay una persona tratando de realizar su trabajo con el objetivo de mantener informada a la sociedad.
En función de lo expresado, es que, a partir de diferentes expresiones publicadas en diversas redes sociales, que pertenecen a las organizaciones gremiales, es que,  los abajo firmantes repudiamos enérgicamente tales expresiones por considerarlas una injusta valoración del trabajo periodístico sobre todo cuando éstas no son del agrado de las dirigencias sindicales.
De hecho, a lo largo de este conflicto en el que está inmersa la provincia y que ya lleva casi un mes, no es la primera muestra de intolerancia hacia la actividad periodística, cuando una nota de opinión o el contenido liso y llano no es compartido por algunas de las partes, se apela a denostar “al mensajero”.
En un Estado de Derecho es válido recordar que así como están vigentes derechos constitucionales como la libertad de trabajo, muchas veces esgrimida como argumento de la razón de ser de las entidades sindicales también lo son la libre expresión y la Libertad de Prensa, normas sobre las que se asienta el trabajo periodístico.
Como trabajadores de prensa y asumiendo nuestra responsabilidad ética y ciudadana de informar con los valores de verdad que la actividad periodística requiere apelamos a que las partes en disputa reflexionen en su accionar asumiendo la responsabilidad que les toca sin hacer partícipes de sus ataques a los trabajadores de prensa.
Por último, queremos recordar que el 25 de marzo se celebro el Día del Trabajador de Prensa, conmemorando la labor de los redactores, movileros, fotógrafos, productores de radio y canales, diseñadores,  correctores, editores, diagramadores, movileros, columnistas, los conductores y conductoras.
Lo único que pedimos a esta altura de las circunstancias, es RESPETO, y de ahora en más, TOLERANCIA, y LIBERTAD de hacer nuestro trabajo. Basta de ataques a la prensa fueguina porque estamos ahí porque es nuestro trabajo.
Gracias


No hay comentarios:

Publicar un comentario